lunes, 15 de octubre de 2007

Panadero empuja

Hermanos:

Hace unos días, David G. me envió unos relatos que me parecieron realmente buenos. Ante mi insistencia denodada (porque tengo un punto de cabrón explotador) ha tenido a bien cederme uno de ellos para mi página web, de manera que sea del disfrute público de la Hermandad Galatea en pleno -así como de cualquier otro cibernáuta que se aficione a nuestras neuras y quiera leer cosas buenas y bonitas.

Lo tenéis aquí (es el último enlace de la lista, para que no haya confusiones):

http://www.franciscoperezfernandez.com/literarios.htm

Lectura obligada, nenes. Espero un comentario sobre el relato de David G. de todos y cada uno de vosotros, malditos vagos (Alonso, tu no quedas exento del comentario pero sí del calificativo, que ya curras bastante administrando este despropósito nuestro).

Por supuesto, si alguno de vosotros tiene por ahí algo muerto de risa y quiere compartir ese espacio, yo estaré gustosísimo de colgarle en él lo que sea para uso, sacrificio y goce colectivo en el altar de la lujuria. A ver si entre todos creamos escuela, que eso es lo que nos falta en este país de individualistas psicópatas, ESCUELA.

11 comentarios:

Biedma dijo...

Abro, encantado, la serie de comentarios.
Doblemente encantado, después de leer el relato.
Triplemente, porque se trata de una relectura; hace cosa de un año tuve el placer de entrar al micromundo apenas apuntado en el que irrumpe la cámara del autor, una historia de las que se quedan ahí detrás, latiendo, fabricada con cachos de lo que hemos hecho, contándonos que no hay peor historia de terror que lo efímero del díaadía de cualquiera. Historia grande.

Sigue, David.

El maldito escritor (que no el escritor maldito) dijo...

Pues yo siento disentir con Biedma pero no me ha gustado. No digo que, en el aspecto formal, no resulte curioso, llamativo incluso -el narrador es un guión de cine. Mira que he visto narradores raros (omniscientes, equisciente, heterodiegético...) pero... ¡un guión de cine! con sus modismos, maneras y lenguaje... Lo dicho: cuanto menos, curioso- pero es que lo de las pinceladas costumbristas e inconclusas, que nunca dejan traslucir ni de dónde vienen ni a dónde van y que hacen de la parte un todo, nunca ha sido un tipo de relato que me motive demasiado.

Obviamente, sin acritud ninguna. Se trata de una mera opinión subjetiva y personal. Nada digno de tener en cuenta. Pero, ya que la habeis pedido...

Panadero dijo...

Y se agradecen las opiniones, Biedma y maldito escritor.
Con Biedma ya lo comenté en su día, y al Maldito le diré que sí, que soy consciente de esa particularidad del relato, que ni empieza ni acaba...
Pero vamos, lo escribí de seguido, en un par de horas, sin parar de aporrear el teclado, y me quedé muy satisfecho. Es lo que me apetecía contar.
Aunque sé que son neuras y temas personales que pueden dar bastante igual a muchos.

Salud!

Rosaura dijo...

Algunos relatos son más grandes por lo que sugieren que por lo que dicen.
A mí me parece que te ha salido redondo.

Felicidades.

Panadero dijo...

Gracias querida.

Paco dijo...

No comment. No vaya a ser que me caliente...

kaplan dijo...

Mr. Bakerson me lo pasó hace un tiempo y la verdad es que me gustó mucho, sobre todo porque es el punto de vista de una cámara, y yo de eso entiendo algo, aunque sea por apellido. En realidad me gusta porque es un relato de mirón, de alguien que reinventa la realidad, que obtiene piezas sueltas al observar y crea un puzzle que a veces tiene poco que ver con la realidad. Quizá me interesa un poco menos hacia el final, cuando lo observado ya no va fraccionado, en pequeñas dosis, sino completo y real, pasándose al punto de vista de los reunidos. Quizá yo me hubiera quedado mirando siempre en la distancia, como hago. Pero entonces se le habría echado al cuello todo el mundo por... ofrecer la nada, cuando en realidad es el todo. Insisto: soy un mirón.

El maldito escritor (que no el escritor maldito) dijo...

"...Algunos relatos son más grandes por lo que sugieren que por lo que dicen..."

Pues a lo mejor, Rosaura, el problema radica en que, a mí, el relato no me sugiere nada. Pero, ¡vaya usted a saber!

jerobibo dijo...

a mí me ha gustado

hermano panadero, lenta e inexorablemente te estás pasando a
"la otra orilla"

jerobibo dijo...

a mí me ha gustado

hermano panadero, lenta e inexorablemente te estás pasando a
"la otra orilla"

Dv dijo...

Queridos Galateos,

como bien sabéis todos, he estado -y me temo que seguiré estando puntualmente-, un tanto desconectado del Blog, sobre todo desde la vuelta de Sitges.
La verdad es que no me da el tiempo para más, por más que robo horas al sueño (algo con lo que hay que ser cauto, porque en cualquier momento se puede uno quedar dormido al volante)Y entre los distintos movimientos de proyectos, el CEV y, en las últimas semanas, el "Rock In Río", no doy más de mí. Queda un poco de tiempo para poder dedicarle a las cuestiones que van surgiendo relacionadas con "Se Alquila". Sea como fuere, aunque tardísimo, quería dejar constancia de mi interés por el relato de Panadero, y darle mi entusiasta felicitación. No soy yo quien, precisamente, para juzgar u opinar sobre lo literario; soy más bien persona de imágenes y sonidos, en realidad. Conocía y había leído otros relatos de David, pero no este, y me ha sorprendido mucho. ¡Qué bien!