lunes, 1 de octubre de 2007

Los PARES del TERROR


Dada la siguiente relación de las películas más taquilleras de terror:


LA SEMILLA DEL DIABLO (68) – LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVIENTES (68)
EL EXORCISTA (73) – LA MATANZA DE TEXAS (74)
LA PROFECÍA (76) - LA NOCHE DE HALLOWEEN (78)
AL FINAL DE LA ESCALERA + AMITYVILLE (79) - HOLOCAUSTO CANÍBAL (79)
EL RESPLANDOR (80) – VIERNES 13 (80)
POLTERGEIST (82) - POSESIÓN INFERNAL (82)
EL SEXTO SENTIDO (99)– THE BLAIR WITCH PROJECT (99)


¿Advertís algo curioso? Sí, van por parejas. Terror más formal o tradicional contra terror más radical o adolescente (generalmente acampadas folleteras). Lo curioso es que siempre es así. Década a década.

Las de la izquierda están financiadas por estudios y tienen grandes presupuestos y casi todas se centran en una pequeña familia que sufre un ataque (externo o interno) y que se resiste a su destrucción: la irrupción del demonio y asuntos paranormales. Las de la derecha son prácticamente todas de sádicos matalerdos, localizadas en espacios más abiertos y naturales, narrativa más rompedora, óperas primas en su mayoría y todas al margen del sistema de estudios.

No recuerdo bien las cifras pero me sospecho que las de la izquierda son más taquilleras en la medida en que acogen un target más amplio. Sin embargo, casi seguro que las de la derecha son más rentables dado el ridículo coste de fabricación.

¿A alguien se le ocurre un par de finales de los ochenta y principios de los noventa? Igual no hay. Quizá “El silencio de los Corderos” con ¿?

3 comentarios:

jerobibo dijo...

pues fijaos si soy mariquita que a mi el proyecto de la bruja de blair me dio miedo

pero tiene una explicación, primero vi un reportaje sobre la historia de la bruja y cojones, me creí que era una leyenda de la zona, luego era un ardid de los creadores del film que acertaron a crear toda una mitología previa

pero no tengo excusa, soy un blando, joder

Paco dijo...

Esto de las parejas ya lo había oído comentar en cierta ocasión, pero la verdad es que no había hecho mucho caso al dato... Quiero imaginar que debe ocurrir algo parecido en lo relativo a casi todas las películas de género en la medida que a toda gran producción de éxito le siguen casi de inmediato, a rebufo, montones de peliculas baratas que tratan de aprovechar el tirón comercial. Y lo mejor de todo es que algunas de estas últimas son buenas (en algún caso incluso mejores que la superproducción).

La pregunta que planteas es difícil, sobre todo porque el género terror estuvo monopolizado a principios de los noventa prácticamente por el cine de sociópatas caro y fino (con guiones currados, producciones bien hechas y estilosas, y tal). Piensa que a "El silencio de los corderos", siguieron obras no menos dignas como "seven"... Y luego sucedió que a los norteamericanos -en plena sequía de ideas- les dió por las revisiones del cine nipón e incluso por cosas indecentes como "Vanilla Sky" (que si "abre los ojos" es un petardo, esta del Cruise es ya para morirse), con lo cual el género se diversificó mucho y tomo un rumbo raro.

No sé, no sé.

En cuanto a la bruja de Blair de las narices, tíos, es el preclaro ejemplo de cómo un montaje comercial bien hecho puede hacer triunfar cualquier cosa. Este verano, sin ir más lejos, yo he hecho con la videocámara un reportaje de las vacaciones con más cine que el pestiñazo ese.

No eres mariquita Jero. Dejémoslo en impresionable (jejejeje)-

David G. Panadero dijo...

Muy interesante lo que plantea el amigo Kaplan.
Propongo que elaboremos otra lista que contraponga ciencia ficción mongoloide con ciencia ficción finolis.
El paradigma sería el año 1968, y de esa cosecha, 2001 y Barbarella.