martes, 11 de diciembre de 2007

Ya, ni los héroes


Antes y después.
Moraleja: ya ni los héroes están a salvo. El mundo de la imagen, que todo lo domina y todo lo pervierte, nos ha convertido a los chicos maravilla en víctimas de la moda. Porque ya no se puede ser supernada si tienes unos kilitos de más, fumas, eres amante del sillón-bol o te huele el aliento. Entonces, querido, lo que te toca es ser villano, felpudo para bofetadas y perdedor.

Y lo peor es que de tanto cenutrio y meapilas como nos asola con sus neuras acerca de la perfección, el ser humano ideal y el mundo utópicamente maqueado que debería ser, no hay quien nos salve.

Ni Supermán.

2 comentarios:

Biedma dijo...

Bueno, Paco, consolémosnos pensando que en este contramundo galateo que tenemos por aquí, al niñato de Krypton no lo admitiríamos ni para traernos los cafés...

Paco dijo...

Juas, juas... Eso también, compañero. La verdad es que el super siempre ha tenido un puntillo de repelente niño vicente.