domingo, 13 de enero de 2008

Juanito (Prólogo)


Mila solía incluir entre sus costumbres masturbatorias la inserción anal de toda clase de objetos.
Una tarde la sorprendió su madre introduciéndose unas figuras de más de cincuenta centímetros de altura, la batalla final de Alien vs Predator, que los Reyes Magos acaban de dejarle a su hermanito.
- Cariño, siéntate, que tenemos que hablar -le dijo su madre, atónita y alarmada.
- Sí, para sentarme estoy yo.

4 comentarios:

Paco dijo...

Coño Biedma...

Una figura de Alien de 50 cm., con todas esas aristas y pinchos que la jalonan de cabo a rabo (ja), te debe dejar el trasero como un crater lunar. Te juro por mis niños que hasta me ha dolido leerlo.

De hecho, ahora mismo siento un escozor psicosomático de lo más terrible. Ups!!!!!

Biedma dijo...

Para otra cosa, pero para la empatía morbosa, sí tenemos facilidad los galateos. Hasta nuestros más duros detractores lo reconocen.

Goyette Dos Gallos dijo...

El honor es mío, de recibirlo en uno de mis blogs, le agradezco el comentario.

Ha sido una grata sorpresa, espero seguir las noticias de sus siguientes libros, gracias por el enlace.

Saludos Fraternales.

Biedma dijo...

Gracias a ti Goyette y ya sabes que tienes la puerta abierta del Galatea.

Abrazo.