domingo, 28 de septiembre de 2008

PASES PERDIDOS (I)


Hermanos, amigos, termina el mes y corresponde hacer recuento de las películas padecidas en estos últimos días.

- Batman-2 -la de Nolan-: La peor decepción del año. Este tipo despoja al murciélago de todo su trasfondo gótico-romántico, no para profundizar en el mito ni para darle otra vuelta de tuerca a la saga, sino para convertirlo en un James Bond con máscara de tres al cuarto, en un thriller de acción mal escrito, desigualmente rodado y completamente innecesario. Voy más allá -Paco, querido, lo siento, no sigas leyendo-, he revisado el Batman-1-la otra de Nolan-, y aunque había expresado públicamente mi admiración por ella, no tengo más remedio que desdecirme, ya que la filosofía del tocador sobre el justiciero que adornaba la historia ha caducado a la velocidad con la que suelen hacerlo los alimentos confeccionados con ingredientes de tercera categoría. Aúpa Tim Burton.

- Hellboy-2: La segunda decepción del año. Guillermo del Toro lleva varias cintas oscilando entre sus estupendos hallazgos visuales de siempre al servicio de historias interesantes, y el infantilismo más ramplón, que supongo que será el que más le valoran en los USA. Aquí, además de eliminar la acidez del cómic, con la connivencia del propio Mignola, se limita a pergeñar una recreación no acreditada de los mundos de Neil Gaiman -¿os he dicho ya que no soporto a ese exegeta de Disney?

- La conjura del Escorial: Seamos generosos, esto no puede ser verdad. Estoy seguro de que algo falló y que lo que se ha estrenado como película oficial no son más que descartes de la mesa de montaje realizados por un estudiante de primer año de audiovisuales. Eso sí, al estudiante, yo lo suspendía para la eternidad. No se explica si no, un rodaje tan burdo, no sólo en las grotescas escenas de acción, sino en los plano contra plano más elementales. Del guión no hablemos, porque no hay; sólo contaron con una escaleta de dos o tres páginas que avergonzaría al autor de Yo soy Bea. De escoria, Escorial.

- Un burka por amor: Esto no es, aún, una película, pero como desde que anteayer, que pasé por una librería y pude comprobar que acaba de sobrepasar los 200.000 ejemplares vendidos, considero un deber de todo ciudadano de este país contribuir a que una obra con este título llegue, como mínimo, al medio millón -yo he comprado siete libros; eso sí, no me he atrevido a regalar ninguno-, he decidido incluirla en la lista con fines puramente promocionales.

4 comentarios:

Biedma dijo...

Ilustración: Ben Goossens

Paco dijo...

Biedma, brother, te quiero mucho como para ser cruel contigo y por ello no comentaré tus agresiones al Batman de Nolan, ni me regodearé en tu gusto parafílico por Tim Burton. Nadie es perfecto. Tu estás bordeando la perfección, Biedma, pero tienes todavía alguna arista que limar(jajajaja).

La conjura esa del dichoso escorial tuve el disgusto de verla el otro día y, chico, para mí que te has quedado corto. Es aún peor de lo que la pones. No veía una castaña de semejante calibre desde que Aranda nos agasajó con eso de "Tirante el Blanco". Yo creo que en el rodaje estaban de cachondeo y aquello era una broma. Salí del cine buscando las cámaras ocultas.

jerobibo dijo...

me alegro por el aviso, pq pensaba ir a verla pq me va mucho el rollo histórico

había oído que no era demasiado exacta históricamente, pero si encima el guión es malo...... va ir clavijo

Panadero dijo...

Biedma,
de acuerdo con el tema de Batman. El Caballero Oscuro resulta confusa y forzada, de hecho ni se sabe lo que están contando...
¿Y alguien ha visto Wall E? Me dice mucha gente, de Urceloy a Paula, que es una verdadera maravilla de la animación... Apetece.