jueves, 7 de mayo de 2009

LA GUERRA DE LOS DOS MIL AÑOS


Ahora que se acerca el Premio Francisco García Pavón y tras el renovador encuentro de ayer con el amigo Panadero en las praderas del Palacio de Oriente, he recordado este conjunto de relatos que me persigue desde la adolescencia: LA GUERRA DE LOS DOS MIL AÑOS. Culpable de mis primeros pinitos narrativos y responsable, a la vez, de mi desaliento literario porque, a fe mía, hermanos, que a más no se puede aspirar. Destaco títulos como El avión en paz, El mundo transparente, Coches para todo terreno… Y, sobre todo, El paso de las aceitunas.

Plinio y otra serie de magníficos cuentos de corte naturalista, han ensombrecido la verdadera naturaleza de su autor. Quizá ésta. Pero no os dejéis engañar. Estos relatos son más míos que de Pavón. Al fin y al cabo, el lector reinventa. Y yo lo he hecho mucho mejor que él. Palabra.

FGP dedica el libro a su hija: Para mi hija Sonia. Tan nueva, tan lejana todavía de las extrañas cosas de este mundo, de esta guerra de los dos mil años.

Eso mismo siento yo al contemplar a mis nenes, ignorantes de lo que se les viene encima. Horror y misterio, entre otras cosas. Mi alimento. Mi infierno.

6 comentarios:

Biedma dijo...

Cualquier esfuerzo de recuperación del gran García Pavón -sobre el que tengo un artículo por ahí que deberé desenterrar también-, es para celebrarlo.

Pero todavía más jolgorio supone la vuelta de Don Fernando, galateo fundador, alias el añorado.

deluis dijo...

!Texto largo tiempo debido y esperado!

Fernando,siempre que nos cruzamos por el barrio hablamos de este extraordinario(y casi clandestino) libro.

En un sarao en Scarlatti´s le comenté al editor de Rey Lear que ya estaba tardando en rescatar este libro que se (más que)merece una buena edición.

A ver si se anima

PRÓTESIS dijo...

No he leído aún ese libro, pero son tal altas las expectativas, que creo que lo tendré que hacer en una ocasión muy especial, celebrando el más grande de los incendios, por ejemplo.
Abrazos.

kaplan dijo...

Gracias, Biedma. Me alegra volver al hogar, aunque nunca he dejado de leeros y de estar al tanto de vuestras criaturas.

El paranoide mundo audiovisual me ha tenido en un limbo de confusiones. Todavía insiste. A ver quién gana.

Amigo Luis, creo que la última edición, que es la que yo tengo, resulta avergonzante porque está inserta dentro de la recopilación de relatos de Pavón que hizo Alianza Editorial en dos volúmenes. Ahí, todo a saco, sin indicar que se incluye siquiera. Normal que, como dices, resulte clandestino.

Pakosky (antes llamado Paco) dijo...

Bien vivo te veo, amigo Kaplan, y ya se te echaba en falta. Vivimos en el mismo barrio y no llegamos ni a cruzarnos, lo cual debe tener también algo de conspirativo.

Me alegra que recuerdes este libro del gran FGP, sobre todo porque el fue el primero de él que leí (años luz hace, por Belcebú) y me pareció tan bueno que seguí con el resto de su obra. En buena medida olvidada y víctima del refrito más lamentable. Cien libros se publican al año que creen reinventar géneros que ya fundaron gentes como el buen Paco Pavón... Va a ser que muchos escritores -en general- leen poco y son de esa clase de maestros que no suelen acudir a sus propias clases.

Mira tu por dónde, lo voy a sacar del fondo de armario...

Grave es que

deluis dijo...

Paco dixit:

"Va a ser que muchos escritores -en general- leen poco y son de esa clase de maestros que no suelen acudir a sus propias clases."

¿Y a estas alturas de la pelicula te caben dudas? :)

Por seguir con el comentario de Fernando, no estaría mal, que esa soñada (re)edición de "La Guerra.." estuviera al cuidado de Sonia García Soubriet (quien, por otra parte, es muy activa en la recuperación de la obra de su padre).

Sería,cuanto menos, un bonito broche a a la dedicatoria del libro.

Panadero, ya estás tardando...