miércoles, 14 de enero de 2009

DEXTER


Dexter es un psicópata.
Teniendo en cuenta que es el protagonista de la historia, podéis suponer que la cosa promete. He adquirido recientemente esta serie porque me la recomendaron, y debo reconocer que vistos dos capítulos comienza a interesarme vivamente.

Una vez más tenemos que reconocer que la mayor parte de las series que aportan algo nuevo vienen del otro lado del charco. Cansados de "Emilios Aragoneses” políticamente correctos en series tipo "Medico de mi padre" enseñando el tetrabrik de leche Pascual; tenemos siempre que esperar a que sean los yanquis quienes aporten algo novedoso (sólo quiero destacar que la nueva serie protagonizada por Juanjo Puigcorbé es un descarado plagio de “doctor en Alaska” ).

Como decía al principio, Dexter es un psicópata que trabaja como forense especialista en sangre para la policía de Miami pero fue adoptado por un madero ya fallecido que desde pequeñito supo que su hijo era un psicópata de tomo y lomo; así que, lo programó literalmente para que diera salida sus impulsos asesinos eliminando otros psicópatas o a hijos de puta que matan gente y se van de rositas.
Dexter tiene una relación especial con su hermana Deb (también policía), es medio acosado por su jefa que está loquita por él y tiene una novia un tanto "especial".
Resulta que a él el sexo no le llama mucho ( lo que de verdad le mola es descuartizar a la peña), así que se ha buscado una novia que era brutalmente violada y golpeada por su anterior marido, un traficante de crack, o sea que quedó traumatizada y siente aversión por el sexo. De manera que no lo practican y él, tan feliz y aliviado. Dexter disfruta como un cochino con su trabajo y se fascina cuando se encuentra con algún pirado que trabaja fino.
De momento, recomendable.

7 comentarios:

Pakosky (antes llamado Paco) dijo...

Yo vi la temporada uno, que me la pasó un amiguete, y no me convenció. Está muy bien hecho y eso, pero el tufillo que tiene de alegato en favor de la pena de muerte es pelín fascistoide... Vamos, un tío que es un hijo de tal asesino, y que encima te tiene que caer bien porque solo mata a asesinos... Seguro que en Texas se corren de gusto con ésto.

Discutible.

sir percival neville dijo...

sí, en eso sí tienes razón, en el fondo el tío es un ejecutor a lo bush, pero de momento lo que llevo visto me gusta

El maldito escritor (que no el escritor maldito) dijo...

Tengo buenas referencias de la serie y sabía de qué iba, pero nunca me ha dado por verla. Estoy tan enganchado a varias series (Lost, Prision Break, Medium, The Unit, CSIs varios...) que apenas tengo tiempo material para incorporar una más. Pero quizá deba darle una oportunidad.

Gracias, Jero.

Abrazos,
Maldito

jerobibo dijo...

pakosky, sigo viendo la serie y más que un alegato de la pena de muerte, me lo parece de la vendetta pura y dura, la venganza a lo chuck norris.....jajaja
me está gustando, su relación con la novia, la hermana, la jefa... en fin....que mola, de momento

Biedma dijo...

Yo dejé la serie a la mitad el año pasado, no me la creía.

Muy maestro hay que ser para contar los recovecos mentales de un tipo así "desde dentro", a través de una voz en off para que resulte convicente.

Y creo, como Francis, que esa amoralidad manipulada tiene un punto sospechoso.

Eso sí, reconozco que es un buen intento de contarnos una historia de crímenes desde el otro lado -lo que se hace en este país es una verguienza.

jerobibo dijo...

hombre, la verdad es que la serie tiene un fallo y es el intentar justificar lo que hace el psico con la excusa de que limpia als calles de mierda, quizá ahí desbarra, por cierto, me encanta la novia Benz, de apellido, la chica, bella actriz

JR Gálvez dijo...

Fíjate que yo vi dos capítulos y me pareció una serie totalmente prescindible.

Y las críticas que he visto por ahí no me terminan de convencer