martes, 1 de diciembre de 2009

La muerte del hombre lobo


Murió el gran Jacinto Molina, alias Paul Naschy, alias Waldemar Daninsky. Alter ego de la magia, de lo visionario, del atreverse a romper cuando nadie rompía, del querer rodar lo que nadie rodaba, del saber vivir la vida que a nadie interesaba.

Un monstruo, en todos los sentidos.
Descansa en paz, Paul. Y gracias por todo.

Para los furibundos del dato, más aquí:

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Fallece/75/anos/actor/Paul/Naschy/icono/terror/elpepucul/20091201elpepucul_5/Tes

4 comentarios:

PRÓTESIS dijo...

Te extrañaremos, Molinaschy...

Biedma dijo...

Tengo que revisar alguna de sus palículas, aunque mis recuerdos no son precisamente admirativos.

Pakosky (antes llamado Paco) dijo...

Se le admira por el talante y el propósito en un tiempo en el que no había ni lo uno, ni lo otro, no por la obra en sí.

Un visionario corto de talento. Pero visionario.

Biedma dijo...

En eso, de acuerdo al mil por cien.