martes, 10 de noviembre de 2009

"Oscar Wilde y el club de la muerte" de Gyles Brandreth


Cuidado con vuestros pensamientos, porque se convierten en palabras -dijo-. Cuidado con vuestras palabras, porque se convierten en actos. Cuidado con vuestros actos, porque se convierten en hábitos. Cuidado con vuestros hábitos, porque se convierten en vuestro carácter. Cuidado con vuestro carácter, porque termina por convertirse en vuestro destino.

2 comentarios:

Pakosky (antes llamado Paco) dijo...

Enorme cita.

Solo por ser capaces de construir un pensamiento como ese, hay tipos que cuya existencia está plenamente justificada. Otros, tenidos por "brillantes" para acercarse a este nivel de clarividencia, necesitan dos tomos de 500 páginas.

isabeladecambados dijo...

Simplemente: pedazo pelota gay. ( a Pakosky ( antes llamado Paco ) )