domingo, 1 de marzo de 2009

Los héroes olvidados

Año 1993. Espacio de televisión Código Uno dirigido y presentado por Arturo Pérez Reverte. En el programa de esa noche se emite un reportaje en el que un hombre denuncia que, tras recurrir a los servicios de dos prostitutas, éstas lo drogaron con ánimo de robarlo. Su nombre: José Tojeiro (o Toxeiro) Díaz. Su forma de narrar los hechos, su prestancia y su desenvoltura ante las cámaras marcarían un hito en la historia de la televisión. Tras la emisión de tamaño testimonio tuvieron que poner dos bloques seguidos de publicidad porque los presentes en el plató se revolcaban de la risa.

Con él, nacía la leyenda.

«Me echaron droja en el colacao, que yo noté que durmiera muchas horas»

Hasta el grupo Def Con Dos terminaría por dedicarle una canción.

3 comentarios:

Pakosky (antes llamado Paco) dijo...

Je jejeje. Pues el tío tiene mucha gracia y soltura, eso sí que es verdad. Me ha gustado mucho lo de las "prestetutas buscando domicilios".

Al bote pronto me recuerda a ese otro freak gallego que también tuvo su minuto de gloria: Cañita Brava.

Un genio este tío. Yo le votaba para presidente. ¿Os lo imagináis comentando el estado de la nación en el parlamento? Acojonante.

Biedma dijo...

Inmejorable título, hermano. Este tío pasa, sin dudas, a convertirse desde ahora en uno de mis héroes.

Galatea le debe un homenaje -eso sí, espero que póstumo.

Pedro de Paz dijo...

Pakosky, a mi lo que me mola es ese tono de engolamiento con el que acompaña a sus beneméritas declaraciones. Parece estar diciendo continuamente: "...Y cuidao, que yo soy más listo que nadie y no me la dan con queso...". Eso y lo del Colacao es lo que, del asunto, más me llegó al alma. Vamos que... te montas una juerga con putas y en lugar de tirar de Moet Chandon, vas y echas mano del Colacao. Con dos cojones. Un crack. El tío era un crack.

Postumo tendrá que ser, hermano Biedma. El interfecto falleció hace dos años -claro, por eso es interfecto-.

Abrazos,
Pedro de Paz