sábado, 5 de abril de 2008

Efecto Transilvania


Ya está Hermanos. El tranvía del deseo.
Esta portada del enorme Colucci que véis aquí es la carta de presentación de la última novela de nuestro Gran Maestre, el Hermano Biedma... Y qué queréis que os diga: no soy objetivo ni puedo serlo no sólo porque el gran J.R. es la niña de mis ojos, sino porque además he tenido el privilegio de ser testigo de la generación, desarrollo y culminación de esta maravilla literaria que rompe con todo precisamente porque no se parece absolutamente a nada.
No os voy a hacer una reseña, que esa se la hice al Hermano Panadero para el próximo "Prótesis", pues sólo pretendo poneros al día, ya la han citado en el blog de Roca, y no es cosa de repetirse. Simplemente os advierto de que quien no lea esta joya del realismo alucinatorio (pues merece etiqueta literaria nueva), se hará acreedor a las más terribles torturas inquisitoriales que mi pervertida mente sea capaz de imaginar... Y os aseguro que tengo una imaginación extraordinariamente perversa así como una cámara de torturas muy bien dotada. Al fin y al cabo, no sumergirse en el solaz que procuran las páginas de esta maravilla debería estar prescrito como crimen de lesa humanidad.
Tampoco os la voy a resumir ni me voy a esforzar por trazar una sinopsis, simplemente porque no se puede y porque lo haría muy mal. Lo único que se tercia es empujaros, mañana mismo, a vuestras librerías de referéncia.
Enhorabuena Biedma. Nos llamaste a alucinar, y alucinamos contigo.

13 comentarios:

Goyette Dos Gallos dijo...

Me alegra saber del nuevo lanzamiento de éste libro.

¿Cuál es la editorial?
¿Estará ya disponible en México?

Saludos.

Paco dijo...

Roca Editorial.

De México, ni idea. Esa pregunta se la paso al Hermano Biedma, que estoy seguro te la responderá con sumo agrado.

Guhn dijo...

See Please Here

Biedma dijo...

Gracias Paco, hermano, por todo.

Goyette, me he puesto en contacto con la editorial y aún no tenemos fecha de publicación en México, pero confío en que sea muy pronto; tengo una enorme cantidad de amigos en ese país y uno de los personajes es un mexicanito de catorce años que procura conservar en España los giros lingüisticos de su tierra. Te mantendré al tanto, descuida; ya sabes que te agradezco tu interés.

Panadero dijo...

Amigo Paco, con lo de realismo alucinatorio has puesto el dedo en la yaga. No se puede decir menos de una novela en la que hay gente que pasea con perros azules, y eso es sólo el principio.
Voy por la mitad de la novela, apreciando a cada página la textura rugosa, como de pesadilla placentera, con que Biedma ha impreso su efecto Transilvania.
Tan pronto como acabe la lectura sentiré la necesidad imperiosa de difundir mi opinión, porque estas cosas es mejor compartirlas.

Abrazotes para todos.

Cruce de Cables dijo...

Vamos a ver como expresarse para que no suene a peloteo. Es raro que en Sevilla, no te realicen un monumento yá. Creo que plantar una Pirámide en medio de tu ciudad, no tiene parangón. El Efecto Transilvania, es mágia pura, es poder imaginar, con sólo diez páginas puedes verte convertido en cualquier personaje. Tiene razón, y eso que no sé si la he leído, Ricardo Ruíz Garzón, Biedma lo ha vuelto a conseguir. Y tan sólo con pocas páginas, Silvia de Roca me comentó que era impresionante y no le llevo la contraria.
Suerte, por lo menos algunos sabemos ver que la literatura está cambiando.
Crucedecables (gracias)

Biedma dijo...

David. José Andrés. Hermanos. Gracias.

El maldito escritor (que no el escritor maldito) dijo...

Mis mejores deseos, Biedma, para ti y para tu nueva novela. Por lo leído y opiniado hasta ahora, tiene una pinta excelente. Me la apunto (aún tengo "Manuscrito de Dios" en capilla).

Saludos,
Maldito

jerobibo dijo...

bueno hermanos, soy uno de los afortunados que pudo leer la novela cuando aún estaba calentita y lo del realismo alucinatorio lo clava

nunca me he puesto en el lugar de una persona que sufre un transtorno mental digamos, grave, y esta novela, que es una aventura cojonuda con bandas, cometas negras que surcan el suelo, iglesias malditas, adolescentes con poderes de medium, etc, me ha ayudado a ver el asunto desde otro punto de vista, el de la persona que ve, que percibe otras cosas

sábato acabó descreído de la ciencia y terminó pensando que la literatura podía ayudarnos a comprender la naturazleza de ciertos trastornos mentales y conocerlos es el primer paso para poder , algún día, resolverlos, o no

biedma ha hecho eso, me ha metido en la mente de eme y he visto lo que él ve, eso no tiene precio y encima lo hace creando una historia que es, repito, una extraordinaria aventura

así es como se hace, hay que atraer al lecto, a la gente , hay que ponerle una golosina y así transmitir una mensaje

pd.- me alucina paco ballesta, el amigo ciego de eme, y qué coño , los otros personajes que le acompañana, peña, fritz
cojonudos esos secundarios

enhorabuena mariquita

Biedma dijo...

Maldito. Jero. Espero veros pronto y agradeceros en persona.

Goyette Dos Gallos dijo...

Muchas gracias, seguiré molestando en los grandes almacenes e investigando la llegada.

Un abrazo.

Y espero pronto leer esos mexicanismos.

Gracias.

Mademoiselle Fox dijo...

Llego tarde, acabo de descubrir el blog. Me haré (suena a mearé), con él en breve.

Goyette Dos Gallos dijo...

Estimado Biedma:

Sigo buscando el efecto transilvania, pero todavía no llega ni siquiera a las grandes librerías de la ciudad de México, porque tentado he estado a pedirlo por Internet a esas librerías, y el deseo es ferviente de leer su nueva obra.

Si tiene alguna noticia de su lanzamiento en México, por favor hágalo saber.

En esta espera compraré otro de sus libros que encuentre en mi ciudad.

Le mando un abrazo.