miércoles, 26 de septiembre de 2007

Todas se llamaban Galatea


En la mitología griega, Galatea (en griego Γαλατεια, Galateia, ‘blanca como la leche’) es el nombre de varios personajes femeninos.

La primera es una nereida de Sicilia amada por el cíclope Polifemo. Sus padres eran Nereo y Doris. El poeta griego de Sicilia Teócrito escribió dos poemas en torno al año 275 adC sobre el amor de Polifemo hacia Galatea. Cuando ésta le rechazó en favor de Acis, un pastor siciliano, un celoso Polifemo lo mató arrojándole un canto rodado. Desesperada por el dolor, Galatea transformó su sangre en el río Acis (en Sicilia). Según algunas versiones, Galatea terminó siendo madre con Polifemo de Gálata, Celto e Ilirio, dioses epónimos de los gálatas, los celtas y los irilios, respectivamente.

Se llama también Galatea a la estatua construida por el rey de Chipre Pigmalión. Al rey no le gustaban las mujeres, y vivió en soledad durante mucho tiempo. Cansado de la situación en la que estaba, empezó a esculpir una estatua de mujer con rasgos perfectos y hermosos. El rey se sentía atraído por su propia obra, y no podía dejar de pensar en su amada de marfil. En una de las grandes celebraciones en honor a la diosa Venus que se celebraba en la isla, Pigmalión suplicó a la diosa que diera vida a su amada estatua. La diosa, que estaba dispuesta a atenderlo, elevó la llama del altar del escultor tres veces más alto que la de otros altares. Pigmalión no entendió la señal y se fue a su casa muy decepcionado. Al volver a casa, contempló la estatua durante horas. Después de mucho tiempo, el artista se levantó, y besó a la estatua. Pigmalión ya no sintió los helados labios de marfil, sino que sintió una suave y cálida piel en sus labios. Volvió a besarla, y la estatua cobró vida, enamorándose perdidamente de su creador. Venus terminó de complacer al rey concediéndole a su amada el don de la fertilidad. De esa unión nació Pafo, que dio su nombre a la isla de Pafos.

2 comentarios:

Biedma dijo...

¡Bravo, hermano Panadero! ¡Ya sabemos de dónde venimos!
Ahora sólo nos falta todo lo demás.

Paco dijo...

Amigo G.:

Ándate con ojo, que luego dirán que eres un "cultureta", y ya sabes que eso no nos gusta nada (je je).

Bueno, sin coñas. Esta vez te has anticipado a la jugada pues yo tenía pensado hacer algo similar a esto que pones. Apúntate una grandullón.