viernes, 28 de septiembre de 2007

Mi recomendación es...

Mi recomendación es que no paséis por la pequeña iglesia de Muros, en La Coruña. Esta es la foto que le hice al Santo Cristo del Pánico, que le llamo yo, hace un par de años. La verdad es que nada como la realidad para azuzar a las empobrecidas ficciones. Se ve borrosa porque estaba muy oscuro y le puse una exposición más larga. Bueno, en realidad me temblaba el pulso por la inminente defecación. De todas formas, ahí va una más clarita, que resulta aún más aterradora, con los viejos esparadrapos adheridos a los brazos para sujetarlos al tronco.
.
Esto empieza a parecer un blog de Iker Jimémez.

3 comentarios:

Paco dijo...

Joder, acabo de desayunar y ya me encuentro con este horror... La verdad, cada día me sorprende más que los mismos que le rezan a estas cosas luego se tiren de los pelos con los videojuegos y el cine violento. Mucho enfermito es lo que hay (y de eso tengo alguna idea).

Ahora, para cagarte en los mismísimos pantalones el Cristo filipino que tienen en una Iglesia de la Calle San Bernardo de Madrid. Está hecho con piel humana y todo (gore total). A ver si un día de estos me armo de valor, me acerco, le hago una fotillo, y os jodo el desayuno a vosotros, recua de pecadores irredentos.

Y sí Fernando, te doy la razón. A ver si nos relajamos un poquito, que esto empieza coger un aire de rollete del más allá pelín raro. Para un racionalista convicto y confeso como servidor de ustedes la cosa se pone, cuando menos, singular. Ser fanático de los Maiden -lo admito- no es necesariamente equivalente a creerse que Eddie está vivo.

jerobibo dijo...

joder qué foto
me recuerda una que vi por el isterné por ahí de un cura del Vaticano que se supone había fabricado un aparato (el cronovisor se llamaba, la historia tie su miga), que servía para ver el pasado, había una supuesta foto de Cristo en la cruz que era muy muy parecida a ésta
y lo del filipino, qué fuelte, acabaremos poniendo una del negro de bañolas?

Biedma dijo...

¡Alabado sea el Señor!